Seleccionar página

La importancia de los enlaces internos

por | Feb 25, 2020 | SUBIDOS

La importancia de los enlaces internos

¿Qué es un enlace interno?

Un enlace interno es una referencia a una página web de un mismo sitio web. Puedes añadir páginas de temas importantes a la página directamente en un texto. Esto ayuda a los lectores a encontrar contenido adicional relacionado con el tema que están buscando.

Relevancia

Los enlaces son uno de los factores más importantes para el buen posicionamiento de una página web. Además de enlaces externos, es decir, de referencias de otra página web a una de tu sitio, los enlaces internos también son de gran importancia para el posicionamiento en buscadores (SEO). Esto se debe, por ejemplo, a que muchas veces solo puedes tener acceso a algunas páginas web por medio de estos enlaces.

Además, los enlaces internos son muy buenos para mostrar a Google qué enlaces de una página web son los más importantes, por ejemplo aquellos que más visitas reciben.

Por otra parte, también puedes usar estos enlaces internos para vincular la página principal de tu página web a otras secundarias. Se podría decir que los enlaces externos tienen tanta importancia como los internos tanto para el SEO como para reforzar la confianza en tu página web y en los enlaces externos. Por lo tanto, hay una relación muy cercana de enlaces externos e internos en cuanto al posicionamiento de tu página web se refiere.

Sin embargo, los enlaces internos no solo son importantes para el posicionamiento, si no que también mejoran y facilitan la navegación por tu página web. En resumen, los enlaces internos son muy importantes tanto para el SEO como para mejorar la facilidad de navegación. Por lo tanto, debe ser un tema en el que, sin duda, deberías trabajar.

Ventajas de los enlaces internos

En comparación con los enlaces externos, con los enlaces internos tienes muchas más libertad en cuanto a disposición y diseño. También tienes más libertad a la hora del número de enlaces que quieras poner y el textos de anclaje que quieras poner. Google no penaliza a los textos de anclaje que contienen los enlaces internos, pero deberías tener cuidado con las coincidencias exactas de textos de anclaje para enlaces externos para evitar correos spam. Por otra parte, los enlaces internos son más estables y seguros que los externos porque estos últimos se pierden y son menos fiables. Otro aspecto importante, es que puedes usar enlaces internos para referirte a información adicional sobre un tema en concreto sin molestar a los usuarios o sin más información de la cuenta en ese texto.

Sin embargo, la ventaja más importante que tienen los enlaces internos es que puedes elegir qué páginas secundarias de tu página web deberían tener más importancia y reconocimiento por parte de Google.

Optimización de enlaces internos

Estructura, disposición y número de enlaces internos

La estructura de los enlaces de tu página web debería ser tan natural y fácil como sea posible. De esta manera los usuarios podrán navegar fácilmente por tu página web. Google también le da mucha importancia a la facilidad de uso de las páginas web. Por lo tanto, no deberías olvidar este factor en el contexto de SEO.

Además, debes evitar cargar una página con muchos enlaces internos. Debes evitar también marcar estos enlaces como etiquetas nofollow o con la opción de abrir en otra ventana. Cuando pones más de 400 enlaces en una página, puede suceder que los motores de búsqueda ya no sigan los enlaces que has puesto en la página. También deberías limitar el número de enlaces internos para evitar entorpecer la lectura de los usuarios, ya que demasiados enlaces pueden confundirlos. Deberías introducir solo los enlaces que sean relevantes y útiles que les den a los usuarios un valor añadido.

Además, deberías asegurarte de que ofreces enlaces de temática importante en tu página web. De acuerdo con este principio, un usuario que vea la página de productos de zapatos deportivos de Adidas no se le debería mostrar enlaces individuales de productos de la categoría de »pantalones» o »accesorios», ya que probablemente no va a ser importante para el usuario en esta situación. Sin embargo, lo que sí le resultaría útil sería un enlace de zapatillas deportivas de las marcas Nike o Puma, ya que el usuario evidentemente estará interesado en este tipo de zapatos. Por lo tanto, deberías restringir los enlaces solo a esta categoría en la que están localizados los usuarios y poner las otras categorías en la página principal.

Tampoco es recomendable que tu barra de navegación tenga demasiados enlaces. Debido a que la barra de navegación ayudará a los usuarios a navegar por tu página web, deberías limitarte simplemente a lo esencial.

Deberías usar los enlaces internos de manera que garantice un buen servicio SEO donde cada página secundaria esté a unos clics de la página principal. Aparte de esto, cada página te debería llevar a otras páginas con contenido de la misma temática o a las páginas más importantes de tu página web. Esto llevará a otros enlaces internos de popularidad de las paginas principales.

También puedes incrementar la importancia de ciertas páginas uniéndolas directamente a un texto de temática importante. Esto también ayudará a otros usuarios que han leído este texto, ya que ellos no tendrán que buscar información adicional.

Los enlaces internos deberán tener las siguiente características para que Google los clasifique como importantes:

  1. Disposición en el área principal de la página (no en el pie de página ni en la barra lateral)
  2. Disposición al principio de un texto
  3. Tiene que resaltar visualmente (usando colores, subrayando, etc.)
  4. Importancia del enlace de destino para la página en la que el enlace está
  5. Un número elevado de usuarios en la página web
  6. Un número limitado de enlaces en una página

Texto de anclaje

Los textos de anclaje son de especial importancia para el posicionamiento de enlaces internos. Los textos de anclaje deberían aportar una descripción corta, pero relevante del contenido de la página. Debes evitar los textos de anclaje que no den información relevante de lo que esperas de la página de destino porque raramente los usuarios van a pinchar en ellas. Además, tus textos de anclaje deberían tener las palabras claves más importantes (si es posible al principio), ya que Google usa los textos de anclaje para clasificar de forma temática las páginas vinculadas. Sin embargo, deberías evitar el uso excesivo de palabras clave, ya que no le va a dar valor a los usuarios y por lo tanto lo van a valorar negativamente.

Además, los textos de anclaje no deberían ser demasiado largos ni repetirse muchas veces, ya que Google penaliza la repetición de textos de anclaje. Por otra parte, deberías evitar usar los mismos textos de anclaje para diferentes páginas de destino, ya que de otra manera habría coincidencias temáticas entre estas páginas y como consecuencia no van a estar señaladas de manera específica. Dicho de otra manera, esto significa que Google no sabrá qué página debería estar vinculada a una palabra clave en concreto ya que muchas páginas de una misma página web compiten las unas con las otras.  Por todo esto, cuando planifiques tu página web, deberías definir textos de anclaje para cada página secundaria.

Por norma general, también debes evitar enlaces a textos insignificantes del tipo »mostrar más» o »leer más», ya que los buscadores no le prestan la misma atención a estos textos como a los textos de anclaje de palabras clave.

Otros enlaces internos

Si quieres incluir enlaces a imágenes, deberías elegir cuidadosamente el atributo ALT y el título de la imagen, ya que aquí no se permiten enlaces de textos que los buscadores puedan evaluar para señalar el enlace de destino.

También deberías evitar usar los enlaces internos nofollow para SEO, ya que estos enlaces no se reconocen por parte de Google y no le dan la autoridad a tu página. Esta autoridad también se pierde si los enlaces internos no se refieren a ninguna página existente o se refieren a páginas con redirecciones.

Consejos prácticos

Los enlaces internos son una parte muy importante del SEO y hay muchos puntos a considerar para conseguir resultados.  Aquí te mostramos algunos consejos que pueden ayudarte:

Comprueba el contenido existente

Cuando publiques nuevo contenido a tu página web, como una entrada al blog, deberías revisar el contenido ya existente para ver qué entradas antiguas puedes vincular a esa nueva. Si haces esto, puedes darle importancia de una manera fácil a tu nueva página, que finalmente te llevará a un mejor posicionamiento.

Usa el mapa web HTML

Usar HTML te da la seguridad de que cada página secundaria está solamente a dos clics de tu página principal, creando un servicio SEO muy fácil de usar. Por ejemplo, para un portal de empleo, una barra con todas las letras del alfabeto sería una gran elección, permitiendo buscar cualquier ciudad con un par de clics usando solo una letra inicial.

Mantén tu página web analizada

Para comprobar la calidad de tus enlaces internos, deberías considerar pedirle a alguien que no sea familiar que busque en tu página web información específica. Viendo cómo de difícil o de fácil le resulte, podrás deducir si tu página web está vinculada de una manera clara y sensata o si todavía necesita optimización. Esto es un método muy simple para descubrir los puntos débiles que anteriormente no descubriste, porque tú ya conoces tu página web a la perfección.

Tras leer esta publicación, esperamos que tengas en cuenta la importancia de los enlaces internos para poder mejorar el SEO de tu sitio web y, por lo tanto, mejores tu posicionamiento en los motores de búsqueda.

.

por | Feb 25, 2020 | SUBIDOS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
Tu carrito